La compañía francesa de ingeniería y transporte Alstom se ha adjudicado junto a su socio chino Puzhen un contrato con la compañía metropolitana de Shanghai para el suministro de 246 vagones de metro por 210 millones de euros.

El grupo francés percibirá 66 millones de euros por el diseño y puesta a punto del primer convoy, la alimentación eléctrica, el suministro de los sistemas de tracción y otros servicios técnicos asociados.

Los vagones suministrados por el consorcio darán servicio a la línea 10 del Metro de Shanghai, una de las líneas con mayor volumen de usuarios de la red de transporte suburbano de la ciudad china.