Hace  un año el Metro de Tokio se había opuesto a exhibir un cartel publicitario de Britney Spears desnuda por ser “sexualmente estimulante“. Resulta curioso que esta catalogación venga de una sociedad en la cual es bastante común ver a a jóvenes y adultos hojeando mangas con contenido expresamente pornográfico sin que nadie se queje.Las imágenes controversiales fueron originalmente tomadas para la revista Harper’s Bazaar. En ellas la Spears luce un nuevo look con melena oscura y totalmente desnuda y en un avanzado estado de embarazo. Aunque eso sí, aparece cubriéndose el pecho con las manos y las piernas cruzadas. De cualquier forma esto no evito que el personal encargado de revisar imágenes obscenas en sistema ferroviario de Tokio se opusiera en primera instancia a exhibir el anuncio hasta que se modificara la fotografía.

De mala gana la editorial aceptó modificar la fotografía, oscureciendo la imagen de la cantante de la cintura para abajo, cubriendo la mayor parte de la barriga y los muslos, pero deseaban incluir la siguiente leyenda en ese espacio en negro:

“En este lugar no nos permitieron ejercer el mismo nivel de libertad de expresión de la Harper’s Bazaar original”.

Gracias a que Tokyo Metro comprendió que la intención de la editorial es presentar a “una madre feliz y no ser sexualmente explícita”, permitirán se exhiba la foto original como una excepción a su regla de obscenidad.

Mira que comprensivos.

Esta es la Imagen  que Sensurarón: