En entrevista exclusiva para un medio de comunicación, habló desde España a Caracol Radio, la menor de edad ecuatoriana que resultó fuertemente agredida en el metro de Barcelona. La joven indicó que siente temor ahora que dejaron al agresor libre.En su primera entrevista a un medio radial, la adolescente de origen ecuatoriana, mencionó que la confundieron con una ciudadana colombiana porque se negó a revelar su identidad y la policía pensó que era de Colombia.

“No me explico porqué reaccionó de esa manera. Él se subió al tren y venía hablando por teléfono, me vio que estaba sola y empezó a descargar su rabia y se ve que es una racista” expresó la agredida.

La ecuatoriana dijo que durante el tiempo que iban juntos en el tren no cruzaron miradas. Relató a Caracol Radio que no reaccionó ante las agresiones porque “estaba muy nerviosa por los insultos y las agresiones que él decía, y aún sigo nerviosa. No quiero recordar nada de eso”

Contrario a lo que se había dicho hasta ahora, según la joven, el agresor no venía bajo los efectos del alcohol. “El estaba muy conciente” sostuvo.

Mencionó que el otro pasajero que presenció toda la agresión lo único que se limitó a decir era que llamara a la policía.

“Él me decía inmigrante. Todo esto me pone mal a mí y a mi mamá, pero sobre todo a mi hermana y mucho más ahora que el sujeto está en libertad”

La ciudadana ecuatoriana dijo que ya interpusieron la denuncia ante las autoridades. Manifestó que sigue que dolor de cabeza y en el pecho, debido a los golpes que le propinaron mientras viajaba en el metro de Barcelona.

Madre de agredida dice que no abandonarán España

Caracol Radio también habló con Alexia Mora Alvarado, madre de la joven agredida en el metro de Barcelona. Ella vive con sus dos hijas, y son oriundas de Guayaquil. “Yo estoy desde hace siete años en España, y me ha tocado luchar mucho para llegar hasta donde estoy, pero gracias a Dios y a esta oportunidad hoy puedo decir que tenemos un mejor porvenir”, dijo la madre de la menor.

Esta ecuatoriana tiene trabajo fijo y esta con su visa legal al igual que sus dos hijas. Asegura que por el momento no regresará a su país, porque tiene un mejor porvenir.

La mujer se declaró muy sorprendida al haber recibido una llamada del propio presidente ecuatoriano, Rafael Correa, “quien les extendió un gran abrazo y apoyo en toda esta situación situación”.

Fuente: Radio Caracol